Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 6 de agosto de 2010

Post-Kátharsis.

En estos días me andaba preguntando: "Si me pasaron tantas mugres cosas este Julio, tantas experiencias que compartir ¿Porque me dan arcadas mentales cuando pongo mis dedos sobre el teclado y mi cara frente al monitor?" He encontrado la respuesta en el escrito de un blog de uno de los seguidores del mío. Su escrito se titula “Asno”. Ya siento la razón del porqué mi ausencia de empiezo, aunque no puedo describirlo con palabras, pero ya sé porque.

Recuerdo que yo, flamante colegiada y adjudicada de plaza SERUMS, me dirigí a la Red Santiago de Chuco a presentar mis papeles para irme luego a mi CS Cachicadán. Recuerdo que todos me recibieron con grandes sonrisas, con apretones de manos, hasta un gordito simpaticón me entretuvo contándome su afición por las peleas de gallos etc. Recuerdo que entre tantas sonrisas y gestos de amabilidad, lo único que faltaban eran los pajarillos revoloteando por el hospital para alcanzarles las historias a la Dra. Kattia B., los conejitos que les pusieran los termómetros a los niños y las guirnaldas adornando a las ambulancias en el estacionamiento. Asimismo recuerdo que en medio de ese cuento de Walt Disney, mande un mensaje de texto a D contándole de lo que me había encontrado a 3,120 msnm. Luego de unos segundos recibí uno suyo de vuelta que textualmente decía: “Esperemos a ver cuando saquen las garras”.


Dicho y hecho. Sabias palabras de D. Sacaron las garras, los dientes y las pezuñas. Un par de meses después de esa llegada, de la dulce y sonriente e inexperta flamante médico-cirujano, le queda justificable una frase que otro colega y tío muy querido le dijo: "No trates de cambiar el mundo sobrina".

Asnos enquistados en jefaturas y oficinas cómodas que rebuznan, patean y no saben hacer otra cosa además de sellar papeles (utilizando hábilmente sus pezuñas). Apesar de esto y al verlos, pienso que tal vez y solo tal vez esos asnos no siempre nacieron siendo asnos, ¿No es así? Supongo que alguna vez caminaron bípedos por las calles, comiendo algo más que hierbas y conviviendo con las demás personas, quien sabe, tal vez hasta en universidades. ¿Qué les abra pasado que haya motivado el crecimiento de esas orejas puntiagudas, la quijada prominente y tanto pelo? ¿Qué habrá pasado?.

Me pregunto tambien, y por la salud de todo el personal de salud y administrativo de la Red de Salud Santiago de Chuco, si es que ese cambio es reversible. Tal vez la malvada bruja verde llamada Polifracta (política-putrefacta) les puso en el camino algunas deliciosas galletas con el sello de los héroes patrios en la tapa y los hizo llegar a su casita de dulce donde los convirtió en asnos luego de tomar una pósima embriagante o algo asi.


Quién sabe, tal vez cada uno, si es que pudiera escribir, nos contaría en interesantes y espeluznantes líneas, el origen de su actual acémilo ser y como ocurrio tan particular y lamentable transformación. Por ahora solo nos atormentaran de cuando en cuando a mí y al personal que tenga que tratar con ellos en algún momento o lo que es peor: A diario.

Por mi parte, llevare unas cuantas zanahorias para distraerlos la próxima vez: Tal vez les gusten.



1 comentario:

Yul dijo...

Tips de supervivencia en el SERUMS:
1.- Tu les eres mas necesaria para ellos que ellos para ti.
2.- No es tu amigo el primero que te sonrrie.
3.- No te hagas de enemigos que no esten a la altura del conflicto.
4.- Se puede ir contra la corriente, pero si sube la marea es más prudente salirse del agua.
5.- Gánate la simpatía y de ser posible, el favor de los administrativos.
6.- No te desquites con la gente; ten por seguridad que para ellos debe ser infinitamente más mortificamente que para ti acudir enfermos a atenderse a esos morideros de pobres que son nuestros hospitales.
7.- No dejes de escribir.