Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 26 de febrero de 2011

Aveces.



Dentro de todo un vivir, tal vez solo debemos guardar los momentos y nada mas.

"Siempre tendremos Paris..."

miércoles, 23 de febrero de 2011

Nada reflexivo por favor.



Me desperté a las 6:30 am. Aún con sueño empecé mi nueva rutina Gym... haber cuanto me dura!

Mientras tanto:

¡Sex bomb, sex bomb!

martes, 15 de febrero de 2011

Divagación.


En medio de confusas confesiones
que fotan en rápidos de leche y algodón,
en medio de humo y colores pastel,
los dias que aparecen en la tranquilidad del lago
como inesperadas sirenas en el paraiso de Odiseo,
no hacen mas que aliviar mi espalda herida
y resanar mi almohada mordisqueada.

Resultan como música sublime para dormir
y me complace estar ahí.
Me complace el silencio.
Me complace estar quieta y única.
Me complace saberme sola y con mi mano en la tuya.
Me observo de lejos contemplando el horizonte
y casi puedo tocar esa nieve blanca con los dedos.

¡Hacia allá voy!
¡Hacia allá vamos!
¡Hacia allá voy!
Te vuelvo a guardar en mi corazón
para que el viaje no te enfríe mucho.
Trato de abrigarte lo suficiente
para que duermas hasta llegar a mi.

Espero no te pierdas en el camino,
espero quieras seguir probando el chocolate frío,
espero te siga gustando el silencio,
espero quieras seguir cerrando la puerta tu solo
porque no la cerraré yo.
Libertad plena.
Cariño. Y nada mas.

No dia em que eu saí de casa.




De lo mejor de la música sertaneja... Zezé di Camargo e Luciano!

jueves, 10 de febrero de 2011

Karl, meine Freund!

He escuchado una voz que venía a mis oidos como un cantico dulce, que me hacia notar bajo sus melodiosas notas: Los kilos de peso (que han sido unos 4 en promedio) que desde hace un par de años acompañan mi andar por este mundo y se han acomodado sobre mí como almohadas suaves y blanditas en mi abdomen, mi cintura (la cual debo hacer notar que tengo aunque no se vea) y mis lindos brazos adornados con lunares... y mis cachetes claro.

Hoy, en medio de mi lectura de noticias y revisión de correo electronico entre otros, encontré una frasecita de Karl Lagerfeld que a la letra dice:

"La moda es la motivación mas saludable para bajar de peso"


Bueno... En fin, despues de esto he tomado una ducha y me he dado cuenta -sí, hoy mas que nunca- que mis rollitos laterales y frontales ya han crecido demasiado. Que mis brazos que solían ser tan firmes en los tiempos del Tae-Bo lucen hoy muy blanditos y que en general SE NOTA que he crecido. O al menos lo suficiente como para que sean mencionados en conversaciones continuas por gente que me aprecia.



Uf!
Gracias Karl!
Que hubiera sido de mi vida sin ti!  
(...)

miércoles, 9 de febrero de 2011

La Edad.

No quiero ir a dormir sin antes dejar escrito esto. O para mejorarlo mañana o para no perder la idea (aunque esto sea un tanto dificil).

Hace unos 10 años empezé a tomar clases de inglés en un instituto. Recuerdo a un muchacho que era muy guapo y que por tener 18 años yo veía muy mayor para mí y es que él ya iba a la universidad y yo apenas ni terminaba la secundaria. También recuerdo a una compañera que creo era psicóloga y tenía 23 o 25 años a quién yo miraba con respeto ya que era bastante mayor. Imaginarme a mí de 25 años era algo tan lejano en esas épocas.

Hoy tengo 25 años y llevo clases de Alemán donde la edad media de los alumnos es 20 o 21 años. Ayer, estaba sentada junto a uno de mis compañeros, Dustin de 15 años y éste a su vez estaba sentado junto a Lucía de 22 y estudiante de Leyes en la Universidad. En tono de broma y referente a algo de lo que entre ellos conversaban alcancé a escuchar de Lucía: "Pero Dustin, lo que debes hacer es conseguir una mujer mayor y elegante... como Blanca".

Bueno, los que escucharon empezaron a reír. Yo empezé a reir también. Lejos de escuchar lo de elegante, digamos que mis oidos se concentraron en maximizar en decibeles la palabra mayor precedida de mujer así que mi primera reacción fue: "Pero ...Carajo! Hay un par de chicas que tienen también o 25 o mas y REALMENTE LO APARENTAN y no se refirieron a ellas!". En fin, ese pensamiento me duro unos 3 o 5 minutos felizmente.

Gracias a Dios tengo 25 años, cada uno vivido plenamente, soy médico, estoy aparentemente sana y aunque no gano ni un centavo por el trabajo de médico que desempeño -lo cual es injusto y las leyes y bla bla bla que no eliminarán el "Ad Honorem" del SERUMS- sé que estudiando bastante y trabajando duro lejos de aquí, algún dia pueda ganar lo suficiente como para comprar un par de zapatos Christian Louboutin y no morir en el intento... y es una forma de decirlo.

Aunque apenas pueda me los compraré.



miércoles, 2 de febrero de 2011

Hey tú!

Tú. Tú chica veinte/treintañera que tienes una cita. Tal vez hayas hecho esto inconcientemente antes pero yo lo encontré en una publicación.




Ah, si, compro Cosmo de vez en cuando.