Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 22 de junio de 2011

Sazón



Hoy al colgar el teléfono me quedé pensando en dos cosas: Una : Que es el amor el que le da sentido a nuestra vida. Dos: Que los problemas le dan sentido a nuestra vida. Una vida perfecta, limpia como un lienzo previo a la unión apasionada con los óleos, una vida sin problemas no sería vida pues sería absolutamente sosa y predecible. Entonces ¿Dónde es que confluyen el amor y los problemas?



La vida esta hecha, entre infinitas cosas mas, a base de caminar caminos y hacer elecciones desde las mas cotidianas hasta las mas cesudas: Qué nombre nos ponen, a qué colegio iremos, qué zapatos nos van mejor, con qué chico salimos, qué nombre le ponemos a nuestro gato, qué comeremos hoy, a qué me dedicaré ahora, me quedo o me voy. Decisiones voluminosas, todos los días y a cada momento definiéndonos a ritmo cardiaco.


Tal vez el amor confluya con los problemas en un sofá.


Puede que sea él el que nos sostenga firmes para no caer, que nos sostenga comodamente y nos cobije para tratar de sentarnos en paz y pensar y encontrar la mejor solución. Tal vez sin él, todo se vea mas grande, gris y pesado.


Como ya lo he escrito antes, yo creo firmemente en que es el amor la fuerza que mueve al mundo A veces tergiversado, pero que es el "origen de" para todo. 


Esa palabra de 4 letras puede cargar con todos los aproximadamente 6.854.196.000 de seres humanos que compartimos esta casa.  Esa simple palabra innata en cada ser humano, tan limitada algunas veces, es nuestro mejor refugio cuando estamos en los dias mas grises... seria bueno no olvidarlo, aunque sea innevitable hacerlo sobre todo cuando pande el cúnico, no?


A tomarnos un respiro y seguir. La vida existe porque hay movimiento.






La fotografía de la parte superior se titula: "La historia de un tacón roto" del artista Antonio Goya.

No hay comentarios: