Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 13 de junio de 2011

Estos días difíciles.


Hace ya algún tiempo que no he escrito en forma pública y desde entonces muchas cosas han pasado. Se ha  terminado mi año de trabajo regalado al Ministerio de Salud, es decir, mi SERUMS (documentariamente aún no por razones ajenas a mi y muy propias de la Red Santiago de Chuco); mi país ya tiene un nuevo presidente: Un militar en retiro de antecedentes violentos y de tendencia política autoritaria, socialista y militarista y que le ganó por 1.5% casi a la otra candidata manifestando tener las mejores intenciones con el Perú; he terminado de estudiar un nuevo idioma al nivel básico y ahora también soy licenciada en Medicina en España.

Muchas cosas han pasado y ahora me encuentro con mis títulos bajo el brazo, mi mochila en la espalda y a los 26 años con la presión del deber del estudio contínuo y competitivo (apasionante y linda la medicina pero la competencia obviamente es mucha y estresa) sin trabajo SEGURO por el momento (porque o trabajas o estudias para ingresar a la especialidad) lo cual desde donde se vea es bastante desconcertante... Estos son los días de tomar decisiones al respecto.
  

Ayer fue el examen nacional para optar por una vacante para realizar una segunda especialización médica aqui en el Perú (no precisamente la que te guste, sino la que agarres y aprendas a querer), se tomó el examen para ver si eres R1 o no durante el próximo año. Algunos de mis amigos se animaron inscribirse y postular. Algunos han ingresado (los cuales tienes su tiempo ocupado y un sueldo seguro al menos los proximos 3 años) pero otros -al igual que yo- verán  en qué se ocupan en los próximos 12 meses al menos.

Un amigo al que quiero mucho lamentablemente no logró "llegar a" y escribió por ahí: "Tal vez el mundo aún no esta listo para el MR1 Dany O." Cualquiera sea la razón, nosotros los médicos, lo querramos o no, nos las vemos mucho mas difíciles que el resto de profesionales por muchas razones. Nuestra profesión es distinta aunque se diga lo contrario.

En esta especie de catarsis vespertina, Dany y yo considerábamos como idea fundamental lo difícil que es esta etapa post-SERUMS porque una vez que terminas, parado frente al espejo no queda otra que preguntar ¿Y ahora qué?.

Dany me decía: "Primero ingresamos a la UPAO, muchos porque no logramos ingresar a la UNT. Luego del pregrado a decidir donde hacemos el internado. Si no ingresamos a ESSALUD solo queda MINSA y sin sueldo porque solo algunos muchachos de la universidad nacional pueden acceder a un sueldo básico (muy básico). Después a hacer la tesis, el bachiller, la sustentación, la titulación, la colegiatura y rápido! rápido! que sino no agarras SERUMS!... Si quieres 10 puntos extras en el examen de residencia (que ayudan mucho... dependiendo de las reglas que se le ocurran poner al CONAREME el año en que postulas) a elegir la plaza mas lejana, peligrosa e inóspita en la serranía del departamento de La Libertad, para que te exploten y te paguen un sueldo que no logra compenzar muchas veces los riesgos que corres por 25 dias al mes con 5 días libres por un año entero en un trabajo de REALMENTE 24 horas y que expone tu salud mental y física... Si quieres los 10 puntos pero trabajar 15 dias por mes y REALMENTE 24 horas y exponiendo de igual manera tu salud, de igual manera en la serranía y de igual manera para que te exploten pero esta vez SIN SUELDO haces tu SERUMS "ad honorem". Si por otros motivos no quieres irte lejos, fácil! Te quedas en Trujillo: Estas en tu casa, estudias, trabajas sólo 18 horas por semana PERO dile adiós a esos a veces muy útiles 10 puntos que pueden hacer la diferencia de que ingreses o no a la ansiada residencia médica..."

Todo eso no nos dicen cuando entramos a la facultad.

Elijas lo que elijas y tarde o temprano terminas al fin esta primera parte. Se acabó el SERUMS, respiras profundo y te topas con un poste con 2 o 3 o mas flechitas lindas y blancas en un fondo negro y bajo un cielo azul de Mayo (o Junio).


No saber a ciencia cierta a donde ir. No saber si tu desición es la mejor. Tomar conciencia que en éste punto lo que decidas afectará el resto de tu vida profesional y personal. Saber que puedes retroceder al mismo punto cuando quieras pero con tal vez 2 o 3 o mas años a cuestas. Y obviamente saber que lo que decidas también afectará tu planes de vida personal.

Sé que ésta es una sensación normal. Tal vez se vea un poco tonta o se sienta como "demasiado escandalosa" cuando la veamos desde peldaños mas arriba pero tiene la culpa de ocasionarnos algunos problemas para dormir y sazonarnos con unas cucharaditas de ansiedad día a día. Como sea, lo único que queda es echarnos a la piscina y de una vez por todas. Hacer las cosas a medias no ayudará asi que a comprar una balanza (con tus ahorros o con dinero prestado de tus papás), hacer la medición más justa posible de todas las oportunidades que tengamos en el momento y a echarnos un chapuzón con la mayor seguridad de que después de pensarlo bién, es lo por lo que vamos... Con miedo? Claro! Sin miedo al "qué pasará" tal vez no valga la pena, no?. Estamos sanos gracias a Dios y tenemos personas que nos quieren y que nos van a empujar y a animar mientras nadamos en esa piscina de aguas multicolores.

Ahora, a seguir en lo mío, a revisar mi correo electrónico cada mañana en busca de respuestas esperanzadoras y a seguir conociendo "El libro de la UCI", mi nuevo mejor amigo esperando tomar las mejores decisiones en estos días tan difíciles.









Dedicado a todos mis amigos y colegas que de una u otra manera en este momento, pasan por lo mismo.

1 comentario:

Yul dijo...

En esta carrera ingrata que elegimos lo empinado del resto de la jornada depende muchas veces de lo que estes dispuesta a pagar y de los escrúpulos que te queden. El éxito es una utopía de enfado y frustración si la vemos reflajada en otros, dedicate a ser feliz y a sentirte satisfecha, estudia mucho y sientete orgullosa de lo ya recorrido... a y por cierto, saludame a Daniel