Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 6 de agosto de 2008

Lecciones al novio.

Pues sí, puede ocurrir y a veces sin querer nos toca por allí uno de esos chicos que son como niños grandes que no saben como tratar a una chica y no me refiero a cualquier chica sino específicamente a aquella que llevan de la mano, le dicen te quiero, te amo y mayormente es su enamorada (es que ahora con tanta relación libre ya no se sabe, no?) . Estoy deacuerdo que en toda relación son ambas partes las que aprenden muchas cosas una de la otra pero la docencia esta correctamente permitida para ¿“formación amorosa”?

Alejandro y Claudia llevaban 6 meses de enamorados pero habían muchas pequeñeces, que con el tiempo se hacen grandes pesares, que hacían sentir muy mal a Claudia y como que todo lo dulce que podía ser su relación de vez en cuando tenia muchos toques de acidez o amargura que ella simplemente dejaba pasar por alto, como veces solemos hacer .Solo para mencionar esas agrias chispas en su helado de chocolate les ilustro algunas.


Durante 150 días (aproximadamente en 6 meses de relación –porque la fase de cortejo o afane no se cuenta ya que ellos se portan “a pedir de boca” con nosotras y todo es perfecto-) de lunes a viernes y sin contar sábados, domingos o feriados o escapadas de clase en los que ella se arreglo mucho mas para “sorprenderlo”, desde que eran enamorados, se podían contar con los dedos de una mano (3) las veces que Ale le dijo lo linda que se veía y Claudia hasta podía recordar las fechas de esos milagrosos días. Así como podía acordarse de las veces que el le llevo chocolates (1) o flores (1) o las que le nació a el ir a recogerla de una clase de la que salía a las 9.45 p.m. …¿o creo que nunca fue?.
También podía recordar la vez que quedaron en ver una película juntos después de una semana estresante de exámenes y aunque ella esperaba que Alejandro -por aquellos azares del destino y una velita puesta a San Judas Tadeo, patrón de las causas imposibles- haya escuchado la canción de Los Rancheros “para enamorarte” y se inspirara y le preparara una noche inolvidable súper romántica y a la luz de las velas…llego la tan esperada noche y después de la peli, buenas noches y…a dormir! Y, totalmente cancelada, bloqueada y todas las posibilidades de romance que se paso imaginando la semana entera, se congelaban esa noche junto con ella, que aunque dormía junto a Alejandro tenia tanto frío como estar durmiendo sin sabanas en invierno.Y así, mas cosas le tuvieron que pasar a nuestra Claudia para que se atreviera a hablar!

Precisamente fue durante un almuerzo después de las clases que sin pensar y muy naturalmente Claudia se animo y le contó todo lo que sentía y todas esas cositas que le estaban molestando al desinformado Alejandro que, casi en shock, escuchaba con sorpresa toda una lista que aunque era larga marcaba pocos errores básicos pero principalmente y el mas grande era el NO HABERLO DICHO ANTES; así después de escuchar atentamente todo lo que Claudia tenia que decir, lo único que se le ocurrió a Alejandro fue decirle la mas pura verdad, que todo eso había ocurrido sin su mas mínima conciencia!.
“¿Como me habría imaginado que sentías todo esto si tu nunca me lo mencionaste?”-dijo Ale mientras Clau le recordaba todas esas veces en que ella le mando indirectas que obviamente sabia iban dirigidas hacia él, pero como “adivinar” qué estaba pasando si ella nunca le hablo de eso!. Finalmente el acuerdo fue mutuo y aunque el no tenia ninguna queja de ella, decidieron conversar mucho mas sobre ellos y tratar de decirse el uno al otro cuando algo no este bien o cuando algo no les gustaba pues se querían y respetaban mucho y la no-comunicación estaba derritiendo poco a poco su relación que, aunque del lado de Alejandro aparentemente marchaba de maravilla, del otro lado del puente, la cuerda se rompía poco a poco.

Claudia y Alejandro eran una de las parejas mas lindas de las que uno puede ver y no por lo lindos que se veían sino por el grado de amistad que tenían, eran casi brothers[1], compartían muchas cosas juntos y sobre todo se adoraban, se querían y respetaban mucho. Pero brothers? Tal parece que muy aparte de que Ale no era un romántico meloso y empedernido, se iba al otro lado y confundía a Clau con un brother y tal parece que eso bloqueaba aun mas su sentido atrofiado del romanticismo y sin ser un total cubo de hielo con ella, no era suficiente lo poco que le daba y ¿como hacer entender a los chicos que por muy independientes que seamos, a quien no le gusta recibir pequeños detalles de vez en cuando (porque también mucho dulce engorda y aburre)?

Y a todo esto ¿quien no ha sido Claudia alguna vez?, cuando algo nos molesta de nuestra relación o algo que queremos o no queremos que nuestro chico haga por nosotras es tan fácil HABLAR…es sobre esto que nuestro sueño de amor marchara mejor cada día, para lo bueno y lo malo siempre es bueno decir lo que pensamos, lo que sentimos ya que asi las cartas estarán puestas sobre la mesa y NADA podrá prestarse a confusiones, ¿no creen?.

[1] hermano masculino

No hay comentarios: