Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 8 de julio de 2013

Ausente.

Hola, a quién me lea.

Casi un año después y tras la promesa incumplida de seguir escribiendo con regularidad en éste mi blog personal, vuelvo a agregarle letras mías en estos escasos días de vacaciones de verano.

Hace algunos meses decidí tomarme una semana de vacaciones en el mes de Julio. Felizmente, en este sistema laboral alemán, el trabajador tiene libre albedrío para fraccionar sus 29 días de vacaciones a su gusto y antojo. A mi aún me quedan 23, así que ahora tomé 5. Y debo aclarar que aquí los días de vacaciones son contados sin sábados, domingos o feriados. ¿Paraíso? No precisamente.

Al fin, es este país de predominante frío, clima indescifrable (por que siendo verano, hasta hace 3 semanas tuve que salir con chaqueta y zapatillas a la calle) y lluvia y más lluvia, ha salido el sol y al menos en esta semana de vacaciones, permanecerán los días a más de 25 grados.

Ya llevo 1 año 5 meses y 28 días fuera de mi país. Ya pasé al segundo año de mi residencia médica (que para éso vine)  y además de todo lo referente a mi familia, amigos y demás cosas que se extrañan sin remedio, precisamente hoy, precisamente aquí, he aprendido a valorar como nunca un día de sol, a sentir cierto pesar cuando después de 5 días de lluvia y frío, había un día soleado justamente cuando me tocaba estar 24 horas de guardia en el hospital y veía todo desde las ventanas. Mis padres y Josefa, mi abuela, me enseñaron entre tantas cosas a disfrutar los detalles. A veces la vida y la despiadada rutina te hacen perder por momentos la visibilidad de esos momentos y es cuándo la vida pasa, el día pasa y no te dejó sabor a nada. Todo un desastre.

Pues bien, esta fue una pequeña nota. Todas estas letras juntas para decir que estoy de vacaciones y el meteorólogo del canal trece ha dicho que habrá sol la semana entera.

Mi lectura actual es "El lobo estepario" de Herman Hesse (Curiosa la mirada del observador y del narrador) Extrañaba leer.


No hay comentarios: